Síndrome de Alienación Parental, todo lo que necesitas saber

»»Síndrome de Alienación Parental, todo lo que necesitas saber
  • Síndrome de Alienación Parental. Custodia compartida.

Desde Elche Detectives vamos a ofrecerte en este post toda la información que necesitas sobre el Síndrome de Alienación Parental y la Custodia compartida, así como la manera de evitarlo.  Con la llamada Nueva Ley del Divorcio (Ley 15/2005) aparece la novedosa opción de la custodia compartida. Este tipo de custodia busca beneficiar a los hijos/as, ni a los padres ni a las madres. En un proceso de separación y divorcio ideal, esto sería también lo ideal si pensamos siempre en el menor. Sin embrago, es tristemente frecuente que los padres estén enfrentados y luchen por la custodia. Es más sucede en ocasiones que un progenitor intenta influenciar al menor y ponerlo en contra del otro progenitor. Se da entonces el Síndrome de Alienación Parental (SAP).

¿Qué es la custodia compartida?

La Nueva Ley de Divorcio contempla una nueva opción: la custodia compartida cuyo fin último es proteger los intereses de los hijos/as de progenitores separados o divorciados. Esta fórmula ya es conocida en otros países como EE.UU. o Francia.
La Nueva Ley del Divorcio introduce también otros cambios (eliminación de la necesidad de separación previa al divorcio, eliminación de la necesidad de alegar causas para la ruptura, cambios en la pensión compensatoria…). Pero, lo que más interesa a todos los padres y madres es la custodia compartida.
El Artículo 92 de la “Ley de divorcio” (Código Civil) dice textualmente:
“1. La separación, la nulidad y el divorcio no eximen a los padres de sus obligaciones para con los hijos.”
“5. Se acordará el ejercicio compartido de la guarda y custodia de los hijos cuando así lo soliciten los padres en la propuesta de convenio regulador o cuando ambos lleguen a este acuerdo en el transcurso del procedimiento. El Juez, al acordar la guarda conjunta y tras fundamentar su resolución, adoptará las cautelas procedentes para el eficaz cumplimiento del régimen de guarda establecido, procurando no separar a los hermanos”.
Es un hecho que en España, casi todas las custodias son otorgadas a la madre. Como resultado, el otro cónyuge puede sentirse desplazado y apartado de la vida de su hijo/a y limitado a las visitas pactadas, perjudicando también al niño/a que siente la ausencia del padre. La custodia compartida pone fin a esta situación, pensando siempre en lo mejor para el menor, pero no se trata de una custodia dividida o repartida. Así, ambos progenitores participan por igual en la vida y educación de su hijo/a día a día, pasando periodos de tiempo similares con ellos.
Todos los padres y madres deben tener claro que esta Nueva Ley de Divorcio no impone la custodia compartida, solo ofrece esta opción. Para que se dé la custodia compartida ambos progenitores tienen  que estar de acuerdo. Si los padres no llegan a ningún acuerdo, deberá intervenir el juez que será quien  tome la decisión sobre la custodia, compartida o no. La ley establece que, excepcionalmenteun juez podrá dictar custodia compartida, pero tendrá que ser: “a instancia de una de las partes y con informe favorable del Ministerio Fiscal (…) fundamentándola en que solo de esa forma se protege adecuadamente el interés superior del menor”. Además, también señala que los menores, si son mayores de 12 años o tienen capacidad y madurez suficiente para expresar su opinión, serán siempre consultados.
Las posturas ante esta nueva fórmula de custodia compartida son dispares, pero está claro  que la custodia compartida debe de ser analizada en cada caso y aplicada atendiendo a las situaciones familiares de los menores y de la pareja que se separa o divorcia.

 

Síndrome de Alienación Parental. Custodia Compartida. Servicios Elche detectives
 
 Fuente: Divorcio Express Web

 

Consecuencias de las separaciones y divorcios en los niños.

En una separación o divorcio, la estructura familiar se rompe y el eslabón más débil es el niño/a. Debemos recordar que la decisión de separarnos la tomamos los adultos y los niños a veces no llegan a comprender la nueva situación. Se separan los padres no los hijos. Según el estudio publicado por UNICEF (Nuevas formas de familia. Perspectivas Nacionales e internacionales. UNICEF y UDELAR, Uruguay, 2003)  las consecuencias de los divorcios van desde moderadas a graves, o desde transitorias a permanentes, y dependen principalmente de tres factores:
  1. Grado de conflicto previo en el que se vea involucrado el niño.
  2. Buen o mal ejercicio de la coparentalidad.
  3. Efectos a nivel económico y nuevo estilo de vida que se debe adoptar
Hasta cierto punto, parte de estos problemas se solucionarían con la custodia compartida, puesto que para el menor el impacto se reduce. Pero el problema no son los divorcios o las separaciones, sino el modo de llevarlos a cabo. Cuando las cosas se hacen de común acuerdo, con diálogo, todos ganan, porque siempre hay que procurar que los hijos mantengan una buena relación con ambos progenitores. La separación no debería suponer la pérdida de ninguno de los progenitores, porque los niños tienden a culpabilizarse.
Esto sería lo ideal, sin embargo, la realidad es que los conflictos familiares en separaciones son abundantes. Podemos encontrar casos en los que uno de los cónyuges utiliza a los hijos para perjudicar al otro cónyuge. Es más, hay casos en los que uno de los progenitores manipula al menor para ponerlo en contra del otro progenitor. Los niños sufren cuando sienten estas tensiones y aparece el Síndrome de Alienación Parental (S.A.P.). Así,la investigación familiar en casos de divorcio o separación, incluso la investigación de casos de S.A.P., ocupa un porcentaje considerable de las investigaciones de los detectives privados.

 

¿Qué es el Síndrome de Alienación Parental?

Este síndrome aparece cuando en el proceso de separación o divorcio los conflictos son continuos: discusiones, peleas, enfrentamientos entre los cónyuges etc… Es el proceso por el cual uno de los progenitores intenta manipular a los hijos/as y ponerlos en contra del otro progenitor, haciendo que los niños lo rechacen. La finalidad es causar al otro cónyuge el mayor sufrimiento y daño posible, sin embargo, la víctima real es el menor.
Tristemente, esta práctica la llevan cabo tanto padres como madres. El que somete al menor a esta manipulación suele presentar un perfil psicológicamente débil, aún más quebrantado tras el proceso de separación. Tiene unos rasgos victimistas y vengativos, además es sobreprotector con los hijos.

¿Cómo detectar que nuestro hijo sufre Síndrome de Alienación Parental?

Cuando un progenitor empieza a notar un comportamiento raro por parte de su hijo hacia él o ella (desde el rechazo hasta el odio, o el miedo, incluso) puede estar ante los primeros indicios de que su hijo está  siendo manipulado por su otro progenitor y está sufriendo SAP. El progenitor manipulador, al que podríamos denominar el alienador, fomenta los  valores, sentamientos y experiencias negativasen su hijo hacia el otro progenitor, proyectando su propio odio y frustración. De este modo, consiguen influenciar a su hijo/a que se posiciona a su lado en el proceso de separación.

Consecuencias del Síndrome de Alienación Parental.

Claramente la víctima de esta manipulación es el menor, ya que éste se distancia del progenitor del que ha sido alienado: la unión entre ambos se quiebra. En muchos casos, el menor llega a decir que no quiere estar con su padre o madre, creyendo que esa idea es propia. Como indicó Bolaños en su intervención en el I Congreso de Psicología Jurídica en Red (2004) para el menor se produce una diferenciación entre Progenitor Aceptado y Progenitor Rechazado. El alienador ha conseguido su objetivo: hacer daño a su antigua pareja. Además, si el juez tiene en cuenta la voluntad del menor y éste reniega de uno de sus progenitores, puede que el juez no establezca la custodia compartida. El rechazo de los hijos hacia uno de sus progenitores adquiere una nueva dimensión cuando se expresa en un juzgado. En este punto el SAP ha entrado en contacto con el con el sistema legal y se convierte en un  Síndrome Jurídico Familiar, en el que abogados, jueces, psicólogos y detectives privados adquieren responsabilidad en su resolución.
Pero estas prácticas son tremendamente dañinas para el menor, ya que pueden provocarle desde depresión hasta trastornos de ansiedad, trastornos de sueño y alimentación, sentimiento de culpabilidad, pérdida de identidad, agresividad, dificultades de integración…
En este Síndrome de Alienación Parental diferenciamos tres grados de alienación: rechazo leve, moderado e intenso.
  1. LEVE: las visitas pactadas con el progenitor alienado parecen desarrollarse dentro de la normalidad, pero empiezan ya a manifestarse ciertos problemas e inconvenientes cuando el menor tiene que ver a este progenitor: excusas, cambios de horarios continuos…
  2. MODERADO: la contraposición entre Progenitor Aceptado y Progenitor Rechazado va incrementándose. Para el menor el alienador es el bueno, con el que quiere estar, mientras que el alienado es el malo. Sin embargo, el conflicto aún no han llegado a su clímax.
  3. INTENSO: los menores están al cien por cien con el progenitor alienador. Es en este estadio cuando el menor manifiesta los mayores conflictos con el otro progenitor: desde pataletas, hasta ataques de ansiedad o pánico ante la idea de tener que cumplir con la visita al alienado. La negativa de visitar a su otro progenitor es rotunda.

 

¿Consejos para evitar el Síndrome de Alienación Parental?

Hay que educar a los padres, hacerles ver que lo primero es el niño, que aunque ellos se separen, él sigue teniendo sus mismos derechos y necesidades familiares. Esta labor de concienciación es una ardua labor social y en ella tanto la Administración,como los profesionales jugamos un importante papel. Se debe de favorecer el diálogo, la comunicación y el respeto, de manera que el menor también se desarrolle plenamente como persona y sea capaz de expresarse, de  establecer un criterio propio y sea menos influenciable.
Los especialistas en psicología infantil afirman que el mero proceso de separación o divorcio de los padres, supone una auténtica crisis de ansiedad, inseguridad y angustia para los hijos. Involucrar a nuestros hijos en nuestras disputas conyugales y tratar de influenciarles para que se posicionen de nuestro lado, provoca daños psicológicos y emocionales muy graves en menor. El niño debe saber que, a pesar de los cambios, puede contar siempre con sus padres.
Hoy en día existen profesionales que pueden ayudarnos en caso de que sospechemos que nuestro cónyuge está manipulando al menor: psicólogos y asistentes sociales son expertos en la detección del S.A.P. Además, los detectives privados pueden ayudarte a comprobar que la custodia de tu hijo/a se realiza de forma adecuada. Con toda la información recabada, se puede evaluar a ambos progenitores por separado y posteriormente al menor, de manera que podamos averiguar quién es el que representa un riesgo para el menor. Si esto es insuficiente será necesario recurrir al sistema judicial.

 

Bibliografía:
BOLAÑOS, I., Hijos Alienados y Padres Alienados. Asesoramiento e Intervención en las Rupturas Conflictivas. I Congreso de Psicología Jurídica en Red (2004).       
– REAL DECRETO DE 24 DE JULIO DE 1889, TEXTO DE LA EDICIÓN DEL CÓDIGO CIVIL MANDADA PUBLICAR EN CUMPLIMENTO DE LA LEY DE 26 DE MAYO ÚLTIMO (Vigente hasta el 22 de Julio de 2014), Título IV.  Del matrimonio,  Capítulo IX.  De los efectos comunes a la nulidad, separación y divorcio.
  SEGURA, C., GIL, MJ. y SEPÚLVEDA, MA., “El síndrome de alienación parental: una forma de maltrato infantil”, Cuadernos de Medicina Forense, n. 43-44 Sevilla ene.-abr. 2006.
– Nuevas formas de familia. Perspectivas Nacionales e internacionales. UNICEF y UDELAR, Uruguay, 2003.

 

¿Te ha gustado este artículo? ¡Déjanos tu valoración

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
Cargando…
Publicado Por | 2016-10-26T17:25:15+00:00 5 noviembre 2013|Ámbito Familiar|

About the autor:

Licenciada en Criminología por la Universidad de Alicante. Detective Privado con Licencia. 1692. Asociado nº 947. Apdpe (Asociación Profesional Detectives Privados de España). Colegiado nº127. Colegio Oficial Detectives Privados Comunidad Valenciana. Profesor colaborador Universidad de Murcia. Miembro de Global Forensic Alliance. Profesora Escuela Superior Criminalística. Perito Informático. Título de Director de Seguridad. Título de Jefe de Seguridad. CEO en Elche Detectives & Asociados. Grupo E.D.A.

Deje su comentario