Detectives privados para combatir el fraude a las aseguradoras.

»»Detectives privados para combatir el fraude a las aseguradoras.
  • Bajas Laborales Falsas. Detectives Elche. Alicante

Detectives Privados para combatir el fraude a las aseguradoras.

En esta entrada del Blog vamos a abordar un problema  que tristemente ha crecido con la crisis: el fraude a mutuas y aseguradoras.  Este fraude es un tema que preocupa a mutuas y seguros y que perjudica a quienes realmente tienen percances, porque la desconfianza ha  crecido. En esta entrada explicaremos qué conductas son las más frecuentes, cómo enfoca el detective estos casos y cómo demostrar un fraude de este tipo dentro de nuestra oferta de servicios para aseguradoras y mutuas.

 

El fraude al seguro, a la cabeza de los fraudes económicos.

Como ya indicamos en el post Los detectives, tu gran ayuda aproximadamente el 40% de los servicios prestados por los Detectives Privados corresponden al área económico-empresarial y en ella se investigan casos de fraude, piratería, falsificaciones de marcas, delitos de sociedades y principalmente… Según datos ofrecidos por la Asociación Profesional de Detectives Privados en España, las investigaciones relacionadas con asuntos de fraude económico creció un 5% durante el año 2012 respecto al 2011.
Dentro de este grupo, debemos destacar los servicios a mutuas y aseguradoras. La mayor parte se centra en la detección del fraude por parte de asegurado o mutualista, aportando pruebas documentales y gráficas para ayudar al tramitador del expediente a tomar la decisión adecuada a cada caso concreto. La crisis y los apuros económicos que esta conlleva han provocado en estos tiempos un aumento considerable en los casos de intentos de fraude a las aseguradoras y mutuas.
Con la crisis, la picaresca ha ingeniado todo tipo de situaciones para poder engañar a las compañías de seguros y obtener de este modo la indemnización correspondiente. Ante estas situaciones, tristemente repetidas, las aseguradoras han incrementado la contratación de  detectives privados para solventar los posibles casos de fraude.

Fraudes a las Aseguradoras. Bajas laborales fingidas

 

Si bien es cierto que han existido desde siempre, este tipo de fraudes se han incrementado con la crisis económica, destacando principalmente  el aumento en las investigaciones de seguros de vida y las investigaciones de seguros de automóvil. Pero además también se investigan casos de alzamiento de bienes, seguimiento a morosos o irregularidades en las concesiones de subvenciones.
La principal labor de los Detectives Privados contratados por las compañías aseguradoras es verificar si las lesiones y perjuicios declarados por los asegurados son reales. Debemos tener en cuenta que los gastos económicos  que estos fraudes suponen para las compañías pueden ascender a varios millones de euros; millones ahorrados en caso de que el detective aporte pruebas de fraude y que, por tanto, no hay derecho a la indemnización reclamada.
El incremento de estos casos de fraude es tal que las compañías de seguros españolas dedicaron el año pasado 8 millones de euros a luchar contra los clientes que decidieron estafar al seguro. Pero, la contratación de profesionales que destapen estos intentos de fraude compensa a las aseguradoras, ya que se calcula que en el 2011, los defraudadores intentaron que las compañías aseguradoras les abonaran un total de 350 millones de euros, que al final consiguieron ser ahorrados. Según informa la Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones (ICEA) los casos considerados como siniestros fraudulentos, han aumentado en un 30% desde el año 2010. Una cifra que ha aumentado en los últimos años y que dificulta en gran medida la consecución del peritaje y ralentiza el éxito de la tramitación de la indemnización, perjudicando al resto de usuarios.

 

Las investigaciones más solicitadas.

Las investigaciones más solicitadas por las compañías de seguros pertenecen a dos secciones diferentes. Por un lado, dentro de los seguros de vida, encontramos que los casos de fraude más numerosos son por fallecimiento  y, preferentemente, corresponden a ciudadanos extranjeros. Lo más común en estos fraudes es que la persona finja su muerte en su país de origen y, posteriormente, la indemnización es reclamada por sus familiares. Pero, realmente, el asegurado cuando es investigado, no ha fallecido, sino que sigue en su país de origen.
Por otro lado, tenemos los casos de los seguros de automóvil,  en los que el fraude más investigado son las lesiones y daños provocados por accidente de tráfico. Estas lesiones y daños se refieren tanto al conductor como a los acompañantes, así como también a los daños producidos a terceros en caso de atropello o golpe producido por el auto. Es en estos casos de accidentes de tráfico en los que la picaresca  ha incrementado sus intentos de engaño. Fingir un daño provocado por un accidente o simular un daño mayor al real para cobrar una interesante suma de dinero, se ha convertido en una forma relativamente sencilla de obtener ingresos en momentos de estrechez económica.

 

Investigaciones de fraudes a las aseguradoras
Fuente: Linkedin

 

También son bastante frecuentes, aunque menos que los dos tipos anteriores, los casos de fraude en incendios. En este tipo de casos, es común encontrar incendios de naves y locales de empresas en situación de quiebra. Estos incendios son provocados con intención de cobrar la indemnización.
Incendios provocados. fraudes a las aseguradoras
Fuente: Programacontactoconlacreacion.blogspot.com

 

La labor del Detective Privado, clave en estos casos.

Ante esta situación, la figura del detective privado se convierte en una pieza clave para evitar este tipo de engaños. En función del tipo de caso, la labor de un Detective Privado varía, ya que no es lo mismo investigar un caso de supuesto fraude a un seguro de vida, que una sospecha de estafa en una accidente de tráfico.
En el caso de una investigación de estafa en un seguro de vida, el objetivo final del detective es localizar a la persona supuestamente fallecida y aportar pruebas fehacientes de que sigue con vida. Como ya hemos explicado anteriormente, estos casos suelen darse con mayor frecuencia entre ciudadanos extranjeros que se desplazan a su país de origen, donde “fallecen” y después sus familiares reclaman la indemnización del seguro. Pruebas gráficas y de vídeo, declaraciones de testigos y otros documentos son las pruebas necesarias para destapar este engaño.
Por otro lado, en una investigación relacionada con un supuesto fraude en un accidente de tráfico el Detective Privado debe realizar un  seguimiento y vigilancia del accidentado, tanto conductor, como acompañantes. Son frecuentes los engaños en los datos ofrecidos al agente e incluso las exageraciones sobre las consecuencias o los daños producidos tras el accidente. Además, el Detective debe visitar talleres mecánicos, clínicas… El Detective debe aportar pruebas gráficas y/o pruebas en video, que demuestren si la gravedad de las lesiones aducidas por el usuario es real.

 

  Fuente: Los timadores, timos, estafas
A pesar de que cada caso es único y lleva su tiempo y su propio método, en los casos de fraudes a compañías de seguros, podemos distinguir tres fases. La primera fase es la toma de contacto entre la compañía de seguros y su Detective Privado. Una vez que el cliente contacta con el detective, se concierta una cita y en esta primera fase se recaba toda la información posible sobre el asegurado y las condiciones de la póliza. Los datos personales Esta información (domicilio, teléfono, país de origen…) es el punto de partida fundamental para que el detective privado elabore un plan de actuación. Una pista muy importante es la relación directa entre la fecha en que se contrató el seguro y el siniestro.
En una segunda fase, el detective elabora el plan más adecuado y efectivo.El Detective realiza la vigilancia y seguimiento del sospechoso, ya que lo que se pretende es obtener pruebas de dicho fraude.
La última fase consiste en la elaboración de un informe por parte del Detective Privado. Dicho informe contiene los datos detallados de la investigación realizada, así como un vídeo o fotografías de las pruebas obtenidas y las conclusiones a las que ha llegado el Detective. La gran mayoría de esos informes elaborados por los Detectives Privados, son aportados como pruebas en juicios y existe jurisprudencia que avala la labor de los Detectives privados en estos casos.

 

Consecuencias del fraude ¿Qué dice la legislación?

Aunque quien realiza el fraude, lo ve como una artimaña para obtener ingresos de manera fácil, conviene recordar que el Código Penal considera estos casos como un delito tipificado como estafaque puede acarrear consigo la privación de libertad.
En primer lugar, el supuesto defraudador deberá enfrentarse a la denuncia por estafa por parte de la compañía aseguradora y de ser demostrado el fraude, el usuario, lógicamente, pierde todo derecho a indemnización. En segundo lugar, automáticamente, la póliza queda rescindida y anulada. En tercer lugar, los datos del defraudador pasan a ser incluidos en una lista interna que puede ser compartida con otras compañías de seguros. La inclusión en dicha lista pondrá en sobre aviso a otras aseguradoras impidiendo que éstas le acepten como cliente.
Por otro lado, ya hemos comentado anteriormente que estas prácticas fraudulentas perjudican al resto de usuarios porque suponen un aumento del precio de las primas de las pólizas y la adopción de políticas mucho más defensivas por parte de las compañías a la hora de reembolsar indemnizaciones y los procesos de peritaje se ralentizan.
El artículo 248 del mencionado Código Penal trata de las estafas y define a aquellos que cometen esta infracción como los individuos que “con ánimo de lucro, utilizaren engaño bastante para producir error en otro, induciéndolo a realizar un acto de disposición en perjuicio propio o ajeno”. Los casos de fraude a las compañías de seguros pueden considerarse, por tanto, de un delito básico que busca el beneficio, el provecho personal y el enriquecimiento injusto. La comisión de estos delitos podría derivar en penas de cárcel de seis meses a tres años, si la cantidad defraudada excediese de los 400 euros.
Para terminar, es necesario advertir que las compañías de seguros están cada vez más alerta ante cualquier indicio de posible fraude, pues, como indicábamos al comienzo de este post, las pérdidas económicas que les suponen estos prácticas fraudulentas llegan a varios millones de euros. Las aseguradoras contratan cada vez más los servicios de Detectives Privados, cuando no incorporan a uno de estos profesionales en su propia plantilla y sin duda el trabajo de los Detectives resuelve estos casos con gran efectividad.

 

Más información:
–     JEFATURA DEL ESTADO, Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, Publicado en BOE núm. 281 de 24 de Noviembre de 1995
[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

¿Te ha gustado este artículo? ¡Déjanos tu valoración

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 4,00 sobre 5)
Cargando…
Publicado Por | 2017-02-27T11:05:40+00:00 9 enero 2014|Artículos de Detectives|

About the autor:

Licenciada en Criminología por la Universidad de Alicante. Detective Privado con Licencia. 1692. Asociado nº 947. Apdpe (Asociación Profesional Detectives Privados de España). Colegiado nº127. Colegio Oficial Detectives Privados Comunidad Valenciana. Profesor colaborador Universidad de Murcia. Miembro de Global Forensic Alliance. Profesora Escuela Superior Criminalística. Perito Informático. Título de Director de Seguridad. Título de Jefe de Seguridad. CEO en Elche Detectives & Asociados. Grupo E.D.A.

Un comentario

  1. Melkor 22 mayo, 2017 en 13:17- Responder

    Excelente artículos sobre los tipos de fraude a aseguradoras y mutuas y como demostrar dichos fraudes.

Deje su comentario