Protegernos en Internet

»»Protegernos en Internet
  • Protegernos en internet. El Blog de Elche detectives

Protegernos en Internet (I).

Con este post del Blog Elche Detectives & Asociados vamos a continuar la serie de entradas dedicadas a los problemas que plantean las nuevas tecnologías, en concreto en lo que se refiere a nuestros hijos/as y su protección en Internet. Vamos a ofrecer en dos entradas consecutivas una serie de consejos para poder nuestros datos e información en la red.

 

La Revolución de Internet y las nuevas tecnologías.

En la entrada titulada El uso de las nuevas tecnologías en el trabajo, ya vimos que el rápido desarrollo y expansión de las nuevas tecnologías desde finales del siglo pasado ha supuesto toda una revolución social. También señalábamos que esta revolución nos afecta en la manera en que nos relacionamos con los demás, en el modo de intercambiar información, de realizar transacciones económicas y de beneficiarnos de los servicios del Estado de Bienestar.
Nuestra vida social y nuestra vida privada han sido arrastradas en una marea tecnológica que ha inundado todo. Las ventajas son indiscutibles, irrefutables, ya que las nuevas tecnologías han abierto posibilidades inimaginables hace tan solo un siglo, siendo este hecho el que ha favorecido su difusión y expansión. Sin duda alguna, las nuevas tecnologías han contribuido a mejorar nuestra calidad de vida: podemos cumplimentar formularios de la Administración por Internet (Declaración de la Renta, solicitar Informe de Vida Laboral…), solicitar cita con nuestro médico, consultar las notas de un examen, realizar cursos formativos, realizar operaciones comerciales, mantener contacto continuado con una persona al otro lado del Mundo…
Pero, todos estos beneficios tienen un contrapunto y es que hemos sacrificado una parte importante de nuestra intimidad: la información que nosotros mismos libremente ofrecemos en las redes sociales  (gustos, fecha de nacimiento, contactos, familia, fechas señaladas…), nuestras fotos… nos dejan indefensos en la red y los menores de edad son más vulnerables aún. Así, no podemos  obviar que las tecnologías de la información y el conocimiento (TIC), pueden vulnerar derechos protegidos por la Constitución, como el recogido en el Artículo 18.1 de la Constitución Española (el derecho a la intimidad personal y familiar) y el recogido en el punto 3 de este mismo artículo (el secreto de las comunicaciones).

 

 redes sociales. Privacidad. Servicios detectives

 

Los “nativos digitales”.

Otro concepto importante que debemos conocer son los llamados “nativos digitales”. Este término se refiere a usuarios para los que siempre ha existido Internet, es decir: en su vida no hubo una época en la que Internet no existiera y no conciben su vida ni sus relaciones sin las redes sociales y sin Internet. En términos generales son los nacidos a partir de la década de 1990 y ello incluye todos los menores de edad.
Los “nativos digitales” han crecido rodeados de pantallas y conviven con las nuevas tecnologías de manera natural desde su nacimiento: con ordenadores, móviles, consolas, tablets y videojuegos de todo tipo, además de la televisión. Además, en los últimos años la proliferación de la tecnología táctil, sobre todo smartphones y tablets, facilita que los más jóvenes y pequeños interactúen con estos dispositivos cada vez más pronto. Si observamos a los niños/as, cuando les damos un smartphone o una tablet la manejan casi intuitivamente, con una destreza asombrosa.
De hecho, los padres encuentran para estos dispositivos aplicaciones especialmente creadas para sus hijos/as. Por otro lado, en el mercado encontramos cada vez más modelos diseñados directamente para niños, incluso preescolares; destacan claramente las tablets infantiles y los juguetes que imitan los móviles y ordenadores de los mayores. Cuando esos niños/as llegan a  la adolescencia no debe extrañarnos que consideren normal vivir siempre pegados al móvil, que se relacionen a través de las redes sociales y que contacten y sean “amigos” de gente que realmente no conocen físicamente.
Esto último también puede pasarnos a nosotros, pero los adultos no somos tan vulnerables e ingenuos.

 

 

Se abre una brecha cultural entre estos nativos digitales que dominan las redes sociales e Internet y la población que necesita “alfabetizarse digitalmente”. Y separados por esa brecha se encuentran padres e hijos. Un nativo digital se caracteriza principalmente por el modo en que se relaciona con los demás y el modo en que intercambia información. Así, considera normal estar conectado y su vida tiene dos dimensiones: su “vida analógica” y su “vida digital”. Por lo tanto, viven en un mundo híbrido: mundo on-line y mundo out-line. Pero los especialistas, como C. Domingo, hablan de una última generación, posterior a la de los nativos digitales: los Digital avatars (avatares digitales) que son los nacidos en el siglo XXI. Viven en su mayor parte en un mundo on-line y establecen una gran cantidad de relaciones y comunicaciones virtuales. De hecho suele suceder que consideran su perfil o su identidad digital más importante que su identidad física. La separación con generaciones anteriores es mucho mayor.
Debemos educar a nuestros hijos/as para que comprendan que no es lo mismo enseñarle una foto a un amigo en privado, que publicarla en Facebook, que no es igual mandarle un SMS privado, que publicar o haber publicado un comentario en Twenti…
Es labor de los padres o tutores controlar o vigilar el buen uso que hacen sus hijos de todos estos dispositivos y limitar el acceso a determinadas aplicaciones o contenidos. Pero es fundamental que los menores conozcan cuáles son los posibles peligros que afrontan en Internet y cómo evitarlos. También es necesario educar a los padres en estos nuevos peligros que entraña Internet y la brecha de la que hablábamos, dificulta esta labor. Un primer consejo, es colocar el ordenador en una zona común de la vivienda, evitando que el menor se pueda conectar el solo a Internet.
Si bien es cierto que, con la tecnología de smartphones y tablets, la efectividad de esta medida es parcial.

 

Navegar seguro en Internet.

La navegación por la World Wide Web es un elemento común en la vida de la mayor parte de la población. Dejando al lado las redes sociales y el correo electrónico, los nativos digitales utilizan Internet para intercambiar información y para realizar transacciones. Los blogs, junto con los foros y los chats, han constituido en sí mismos una revolución, ya que implican la participación interactiva del individuo.
Un blog es como un diario on-line donde podemos publicar nuestros contenidos más o menos personales, opiniones, experiencias, fotografías, vídeos…

Fuente: Blogspot.com

 

Un blog es de acceso abierto y en el caso de los menores, es común que faciliten en éste datos personales e información sensible, que afecta a su intimidad y a la de su entorno más cercano. Los padres o tutores deben hacer comprender al menor que esa información es accesible para cualquiera, tanto gente que conoce como gente desconocida, y por supuesto, personas malintencionadas. Además, esos contenidos no solamente son duraderos, sino que desde el mismo momento en que se publican, su difusión en la red escapa al control del propio autor, ya que cualquiera puede copiarla, reenviarla… Que eliminemos un comentario o una imagen de nuestra publicación no evita que ya se haya extendido por la red.
A nadie se le ocurre facilitar datos personales a un desconocido, ni a contarle temas privados, ni si nos vamos de viaje, pues tampoco debe hacerse  a través de Internet y, sin embrago, a veces lo hacemos. Pero cuando hablamos de un menor, las consecuencias de un blog donde publica aspectos de su vida privada, amistades, horarios, quedadas, lugares visitados … pueden entrañar más peligros. Los padres deben advertir a los menores sobre estos peligros y deben estar pendientes del uso inapropiado de sus datos en Internet.

 

La cuenta de correo electrónico o e-mail.

Entre los nuevos medios de intercambio de información y comunicación tal vez el más conocido y utilizado por todos es el correo electrónico. Aunque precisamente este medio no es muy empleado por el segmento de población que nos interesa en este post, ya que prefieren los servicios de mensajería instantánea. Sin embargo, ya que es utilizado por un volumen importante de población, vamos a señalar algunos aspectos peligrosos en torno al e-mail.
Hoy en día el correo electrónico es un dato indispensable de contacto que particulares y empresas ofrecen junto con el teléfono. A pasar de su comodidad, rapidez y posibilidad de adjuntar cualquier tipo de archivo, el   e-mail es un medio inseguro, ya que lo habitual es enviar el texto abierto, es decir: sin cifrado digital, y los archivos adjuntos sin restricciones de acceso.
 Protegernos en Internet. Consejos desde el Blog Elche Detectives

 

Debemos saber que el funcionamiento de Internet tiene dos elementos principales: por un lado, los routers que son unos sistemas centrales  receptores de datos y que distribuyen esos datos hacia el destino final; y, por otro, los elementos periféricos que son los usuarios finales, los ordenadores, ipads o móviles…
Lo que mucha gente desconoce es que un correo electrónico puede viajar “rebotando” en distintos sistemas hasta llegar a su destinatario y el problema es que en alguno de esos sistemas puede haber sido interceptado y sus datos manipulados.
Hackers expertos pueden haber copiado nuestros datos o los de nuestro contacto, y cuando nos llegue un correo de una entidad bancaria o un conocido, puede que ese correo realmente no nos lo haya enviado esa entidad o ese amigo. De hecho, los casos de  phishing (robo de datos personales) y spoofing (suplantación de identidad) son más comunes de lo que la gente cree. Cuando las víctimas son menores de edad, las implicaciones son mucho mayores. Con los datos obtenidos a partir de la dirección de correo electrónico, un experto ciberdelincuente, valiéndose del engaño, puede acceder a información sobre esos menores (fotos, conversaciones…) y puede chantajearles después.
Otro hecho que contribuye a incrementar la inseguridad del correo electrónico es la costumbre de participar en cadenas de mensajes o en grupos de correo. Es frecuente que quienes nos  reenvían un correo de este tipo, nos lo manden junto a otros muchos destinatarios sin haber eliminado las direcciones que contiene el cuerpo del e-mail; esto supone que el correo recibido contiene otras direcciones de correo electrónico. Hay quienes hacen un uso malintencionado de esas cadenas o grupos para introducir mails con malware.
Un engaño muy frecuente que sufren los menores es la entrada de un mensaje donde le ofrecen un medio para averiguar  qué amigos del MSN le tienen bloqueado. Para poder averiguar esta información tiene que acceder a una web donde le piden su usuario y contraseña de MSN. Evidentemente, es un engaño porque no cumple esta función, sino que el menor les ha entregado sus claves para acceder a su correo electrónico, desde donde pueden acceder a contenidos privados como imágenes, conversaciones, etc.
También sucede con frecuencia que cierta parte de los usuarios de correo electrónico que reciben un correo desconocido con un programa adjunto, intentan abrirlo y esto supone la infección del equipo. Pero es más: puede implicar la instalación de un software que facilite el acceso al ordenador y alguien puede chantajearles, robarles datos, etc. Sobra decir que tanto menores como no menores de edad no deben abrir los archivos anexos de emisores desconocidos, por muy sugerentes y tentadores  que parezcan.

 

Los mensajes instantáneos.

Una vez visto el correo electrónico es lógico examinar los sistemas de mensajería instantánea que han ido ganando terreno al e-mail. La mensajería instantánea permite una comunicación inmediata y simultánea desde el equipo informático, pero además también permite el intercambio de ficheros y la grabación instantánea desde la webcam o grabadora del ordenador. Actualmente existen muchos programas de mensajería instantánea, sin embrago el más extendido es el Messenger de Microsoft (MSN).

Para los menores de edad, el principal riesgo en el uso de los MSN es su propio desconocimiento, su carácter confiado e ingenuo y que alguien malintencionado quiera aprovecharse.
Igual que sucede con el correo electrónico, el consejo general es no aceptar a todo aquel que les añada como amigo/a. Realmente, la mayoría son desconocidos, porque son personas que no conocen físicamente. Los menores muchas veces ni se plantean la posibilidad de que quien está al otra lado de la red les esté mintiendo y realmente no sea quien dice ser (un o una joven de su misma edad, con sus mismas aficiones, gustos…).
El consejo es desconfiar de un desconocido que contacte por el MSN, aunque aparentemente sea un amigo o conocido, ya que como hemos visto anteriormente a ese amigo/a pueden haberle suplantado su identidad.
Igual que sucedía con el correo electrónico tampoco es aconsejable aceptar archivos enviados por desconocidos o en cadenas de mensajes. Hay virus que se encargan de generar conversaciones automáticas y cadenas de mensajes contaminados. Aunque recibamos un mensaje de un amigo, hay determinadas pistas que lo hacen sospechoso, como cuando nos lo envía sin comentario alguno previo o cuando el texto está en otro idioma. Tampoco es aconsejable facilitar datos personales a través del MSN, ni dirección, ni horarios, etc…
Al desarrollarse desde el sistema operativo del ordenador, un peligro extra del MSN es el acceso a la webcam del equipo y la opción de realizar video-conferencias. Es de vital importancia que el menor no active la webcam cuando se comunique con un desconocido y que comunique a un adulto si algún usuario le pide que la active. No pocos pederastas se sirven de engaños para convencer a los menores de que manden imágenes sensibles. Además, si el equipo ha sido contaminado, algunas webcam pueden ser activadas remotamente aún sin estar abierto el MSN. Tristemente estas situaciones llevan a que el menor sea víctima de chantajes y extorsiones.

 

Aplicaciones de mensajería instantánea para móviles.

Sin duda alguna, las aplicaciones de mensajería instantánea multiplataforma para móviles como WhatsApp, Line o SnapChat son los medios de comunicación estrella entre los jóvenes. Estas aplicaciones para móviles permiten enviar y recibir mensajes, crear grupos y enviar archivos: fotos, vídeos, enlaces…
 

 

Sin embargo, como vimos en nuestro  post titulado Comienzo del nuevo curso escolar, detectar el bullying a tiempo, aplicaciones como WhatsApp o Line, se han convertido en una herramienta peligrosa en manos de los acosadores escolares. Con la difusión a través de estos nuevos medios de comunicación, el acoso adquiere un nuevo alcance y una nueva dimensión. Encontramos prácticas como el sexting(del inglés sex y texting) es un tipo de acoso muy delicado, porque tiene implicaciones sexuales. Un adolescente manda una imagen o un vídeo de contenido sexual a alguien en quien confía: su novio/a o un amigo al que quiere impresionar, pero ese documento es rebotado y difundido sin freno por las redes sociales. También puede suceder que sea grabado en situaciones comprometidas por su novio o novia y luego éste lo suba a Internet. Ante esa situación hay que actuar rápido y es recomendable denunciarlo a la Policía Nacional.
Otra práctica relacionada con el ciberacoso son las llamadas happy slapping (“guantazo feliz”) una práctica muy extendida entre algunos adolescentes que se entretienen grabando con sus móviles cualquier actividad cruel,  tanto las que casualmente se encuentran por la calle, como las situaciones de violencia y humillación que ellos mismos provoca, con la única finalidad compartirlas a través de la red.

Happy slapping. Protegernos en internet. Consejos del Blog

La Policía Nacional ya ha alertado en diversas ocasiones sobre el mal uso de los nuevos dispositivos y las aplicaciones de comunicación, así como las redes sociales de las que nos ocuparemos en la siguiente entrega de este post.
Siempre es aconsejable hablar con el menor y tratar de buscar soluciones al conflicto.En caso de querer denunciar debes contactar con el GRUME (Grupos de Menores que se encuentran incardinados en las Brigadas Provinciales de Policía Judicial). Debemos tener en cuenta que las operadoras telefónicas deben conservar durante 12 meses las conexiones de internet por lo cual es recomendable realizar tal denuncia dentro de dicho plazo.
En otro orden de cosas, vamos a aprovechar para advertir sobre el último fraude a través del WhatsApp. La organización de consumidores Facua ha advertido sobre la difusión de un nuevo tipo de fraude a través de esta aplicación. Los usuarios reciben un mensaje de WhatsApp que les indica que alguien está tratando de ponerse en contacto con ellos a través de WhatsApp y, al contestar, corren el riesgo de suscripción a un servicio de SMS.
En el mensaje SMS se puede leer algo como: “Te estoy escribiendo por WhatsApp. Dime si te llegan mis mensajes”. Se trata de una vieja  estafa que suscribe al usuario a un servicio de pago sin tener conciencia de ello. Según recomienda Facua, lo mejor es no contestar. Quienes respondan al SMS pueden contratar, sin desearlo, un servicio premium con coste adicional en la factura del teléfono. Pero esta no es la primera ocasión en la que la aplicación WhatsApp se ve involucrada en timos como este.
En el siguiente post hablaremos de las redes sociales, sus riesgos y algunos consejos básicos.

 

 Más información:
– DOMINGO, C. (2008),  Digital Natives, Digital Immigrants and the News Generations.
– UNIVERSIA, Bullying (),  Universia Monografías.
– Criminia; Bullying y Cyberbullying: estado actual y propuestas de prevención e intervención. Elche, 2013.

 [/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

¿Te ha gustado este artículo? ¡Déjanos tu valoración

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 sobre 5)
Cargando…
Publicado Por | 2016-10-26T08:47:23+00:00 15 abril 2014|Tecnología y Redes|

About the autor:

Licenciada en Criminología por la Universidad de Alicante. Detective Privado con Licencia. 1692. Asociado nº 947. Apdpe (Asociación Profesional Detectives Privados de España). Colegiado nº127. Colegio Oficial Detectives Privados Comunidad Valenciana. Profesor colaborador Universidad de Murcia. Miembro de Global Forensic Alliance. Profesora Escuela Superior Criminalística. Perito Informático. Título de Director de Seguridad. Título de Jefe de Seguridad. CEO en Elche Detectives & Asociados. Grupo E.D.A.

Deje su comentario