Tecnoestrés. Las nuevas tecnologías

»»Tecnoestrés. Las nuevas tecnologías

El  tecnoestrés y las Nuevas tecnologías.

En otro artículo anterior abordábamos el conflictivo tema del  Uso las nuevas tecnologías en el ámbito del trabajo. Como indicábamos en ese post las nuevas tecnologías ofrecen un amplísimo abanico de posibilidades en el ámbito laboral tanto en el intercambio de información como en la gestión de recursos. Pero al mismo tiempo, el uso de las nuevas tecnologías tiene aspectos oscuros, como conflicto abierto entre el control por parte del empresario y el respeto a los derechos fundamentales de los trabajadores. Otro aspecto negativo derivado del uso de las nuevas tecnologías en el trabajo es el llamado Tecnoestrés. En esta nueva entrada vamos a profundizar en este aspecto negativo que nos aporta el uso de las nuevas tecnologías como una continuación del anterior post mencionado.

 

Las nuevas tecnologías y su impacto en nuestras vidas.

Como ya señalábamos en el anterior post el impacto de las nuevas tecnologías ha sido y sigue siendo extraordinario, puesto que los avances son continuos. Además, las innovaciones tecnológicas introducidas, sobretodo de la mano de Internet, son irreversibles. La revolución de las nuevas tecnologías afecta a todo nuestro entorno y al propio Estado de Bienestar y es una revolución que se perpetúa con cada avance.
Cuesta trabajo pensar en algún ámbito de nuestra vida en el que no estén presentes las nuevas tecnologías directa o indirectamente. La mejora que han supuesto en los servicios, en el intercambio de información y en la gestión de recursos es indiscutible. El contrapunto está en que ha supuesto una merma en nuestra privacidad y en el ámbito laboral ha abierto un conflicto con los derechos fundamentales de los trabajadores. no podemos  obviar que las tecnologías de la información y el conocimiento (TIC), pueden vulnerar derechos protegidos por la Constitución, como el recogido en el Artículo 18.1 de la Constitución española (el derecho a la intimidad personal y familiar) y el recogido en el punto 3 de este mismo artículo (el secreto de las comunicaciones).
 tecnoestrés y nuevas tecnologías en el la vida cotidiana

 

Los males derivados de las nuevas tecnologías.

Las redes sociales son un espejo en el cual se refleja nuestra sociedad.  Así, las nuevas tecnologías e Internet son la puerta a una realidad virtual en la cual se reproducen tanto las bondades como los males de nuestra sociedad: conflictos,  crímenes, desviaciones de conducta, enfermedades… crecen en la red.
Aunque más adelante, esperamos poder dedicar un post a analizar en profundidad  el cibercrimen, vamos a reseñar brevemente una serie de conductas delictivas e  irregulares detectadas en el ciberespacio. Conviene destacar la obra de Fernando Miró Llinares, El cibercrimen. Fenomenología y criminología de la delincuencia en el ciberespacio.  En el prólogo de la misma, realizado por el profesor Marcus Felson, encontramos un resumen de los distintos tipos de cibercrimen: “Entre los tipos existentes podemos citar la piratería informática, el uso de código malicioso, el sabotaje interno, el correo basura, el uso no autorizado de redes, los fraudes cibernéticos, la suplantación o usurpación de identidad, el spoofing, el ciberespionaje, la ciberextorsión, la ciberintimidación, el ciberacoso o acoso en línea, el sexting, la pornografía infantil y el contenido ilícito, entre otros muchos que son profundamente analizados por el autor”.
En el post titulado Comienzo del Nuevo curso escolar, detectar el bullying a tiempo ya mencionamos el ciberbullying y el sexting, muy delicados porque implican a menores. También debemos citar el On-line Grooming, Name googling, Ego surfing, Ciberstalking…Además, en el ciberespacio encontramos una serie de conductas delictivas de índole política como son: Hatespeech, Ciberhacktivismoy Ciberwar.

 

Redes sociales. Protección de la informacion. Servicios detectives
Fuente: Audiencia Electrónica

 

¿Que es el Tecnoestrés?

Lógicamente en el ámbito laboral encontramos también una serie de conductas laborales irregulares derivadas del uso de las nuevas tecnologías y que ya hemos tratado en el post del  Uso las nuevas tecnologías en el ámbito del trabajo.  Pero además, desde el punto de vista laboral el uso de las nuevas tecnologías conlleva otros males.
Con la implantación de sistemas y mecanismos avanzados de control y de gestión del trabajo no solamente  se produce ese conflicto entre el derecho  a la intimidad del trabajador y el control por parte del empresario. Además, estos sistemas han favorecido la aparición de nuevas circunstancias con implicaciones psicológicas negativas. Por un lado, la evolución de las tecnologías en el ámbito laboral ha supuesto una reducción de las capacidades y habilidades necesarias para el desempeño del trabajo, con lo cual algunos individuos pueden sentir que su trabajo se ha “desvalorizado”. Pero al mismo tiempo,  se ha producido un endurecimientoen cuanto a las aptitudes exigidas al trabajador y un reciclaje continuo en algunos sectores.
No todos los individuos responden psicológicamente ante estas nuevas circunstancias de igual modo, ya que nuestra capacidad de respuesta y de adaptación  es única y varía desde la “tecnofobia”  (rechazo frontal a las nuevas tecnologías), hasta la llamada “tecnofilia” (un excesivo apego e incluso adicción  hacia las nuevas tecnologías).
Como señala   Susana Rodríguez Escanciano, siguiendo a la mejor doctrina,  podemos diferenciar  cuatro formas de tecnoestrés:
  1. Síndrome de fatiga informativa,  conocida con el término anglosajón data smog. Se refiere principalmente a la sobrecarga de información experimentada al usar Internet.
  2. Locura multitarea, del inglés multitasking madness, relativa a la imposibilidad de la mente humana de seguir el ritmo de los ordenadores capaces de ejecutar numerosas tareas a la vez.
  3. Problemas informáticos, traducido del inglés computer hassles. Es un tipo de tecnoestrés  que viene causado por la lentitud y averías del sistema, la  cantidad de mensajes electrónicos recibidos, incluidos spam, informaciones fraudulentas y anuncios (pop-ups), virus y pérdida de ficheros. Todo ello ralentiza nuestras tareas y en vez de facilitarnos el trabajo nos da más problemas.
  4. El llamado burnout technological, traducido al español como agotamiento  emocional, es consecuencia de un cúmulo de demasiada presión  y pocos motivos de satisfacción. El usuario tiene la sensación de que el desgaste es mucho para el beneficio productivo que obtiene y genera cierta frustración y agotamiento emocional.
Tecnoestrés. Nuevas tecnologías
 Fuente: Ideal     Fuente: tecnologadaptat.blogspot.com

 

Como en cada post de nuestro Blog Elche Detectives, ante cualquier duda respecto a nuestros empleados, o respecto a nuestros propios mecanismos, recursos o métodos de trabajo, aconsejamos la consulta de expertos: detectives profesionales, informáticos forenses, psicólogos especializados en el ámbito laboral… son siempre nuestros aliados. Su colaboración nos ayudará a detectar cualquier problema o irregularidad y el mejor modo para solucionarlos.

 

Bibliografía:
–  FONTRODONA FELIP, Joan y GARCÍA CASTRO, Roberto, Estudio sobre políticas, hábitos de uso y control de Internet y correo electrónico en las principales empresas españolas. Ed. e-Business Center PwC & IESE, págs. 32 y 33, 2002.
–  MIRÓ LLINARES, Fernando, El cibercrimen. Fenomenología y criminología de la delincuencia en el ciberespacio, Madrid, Barcelona, Buenos Aires, Sao Paulo, Marcial Pons, 2012. Disponible en http://www.marcialpons.es/static/pdf/9788415664185.pdf
–  RODRIGUEZ ESCANCIANO, Susana,  “Las relaciones laborales ante las nuevas  tecnologías: consideraciones sobre un cambio  irreversible en el ejercicio de los poderes empresariales”, X Congreso Europeo de Derecho del Trabajo   y de la Seguridad Social, Sevilla, España (21 al 23 de septiembre de 2011).
[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

¿Te ha gustado este artículo? ¡Déjanos tu valoración

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Publicado Por | 2016-10-26T08:47:24+00:00 30 diciembre 2013|Tecnología y Redes|

About the autor:

Licenciada en Criminología por la Universidad de Alicante. Detective Privado con Licencia. 1692. Asociado nº 947. Apdpe (Asociación Profesional Detectives Privados de España). Colegiado nº127. Colegio Oficial Detectives Privados Comunidad Valenciana. Profesor colaborador Universidad de Murcia. Miembro de Global Forensic Alliance. Profesora Escuela Superior Criminalística. Perito Informático. Título de Director de Seguridad. Título de Jefe de Seguridad. CEO en Elche Detectives & Asociados. Grupo E.D.A.

Deje su comentario